Análisis

Cuantificación de las Aguas Subterráneas

Esta publicación también está disponible en: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán)

¿Alguna vez te has preguntado cuánta agua subterránea hay debajo de ti? Entonces tienes que aprender más acerca de cómo cuantificar las aguas subterráneas con esta herramienta e-learning.

Métodos para Cuantificar las Aguas Subterráneas

Aquí te vamos a dar algunas técnicas que no requieren de mucho equipamiento  y que te ayudarán a darte una idea de cuanta agua subterránea tienes. Todos podemos ayudar a monitorear los recursos hídricos de neustro planeta. Sin embargo, si quieres tener mediciones más precisas, es necesario llevar a cabo métodos más elaborados. Échale un vistazo y empieza a hacer tus primeras mediciones.

Cuantificación de las Aguas Subterráneas por Birthe Hohm y Ruth Schaldach está bajo una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La cuantificación de las aguas subterráneas es uno de los primeros pasos para empezar a implementar prácticas sostenibles de uso del agua y, una vez implementadas, para monitorearlas. Es lógico: necesitas saber cuanta agua hay, para saber cuanta puedes usar. Necesitas saber que tan rápido se recarga tu sistema, para saber que tan rápido puedes usar tus recursos hídricos sin afectar tu sistema de almacenamiento de agua. Los sistemas de almacenamiento de agua nunca deben de secarse por completo, lo cual hace que sea muy importante no extraer nunca demasiado rápido el agua subterránea y no utilizarla en exceso. Por lo tanto, medir y determinar la ubicación de tu agua te proporciona directrices importantes. Entre más seca es la región, más vulnerable es su sistema y más importante es conocer su agua subterránea con exactictud. Debido a esto, a lo largo del tiempo se han desarrollado varios métodos para cuantificar las aguas subterráneas. Sin embargo, la cuantificación de las aguas subterráneas es difícil ya que hay muchos aspectos hidrológicos y ambientales que deben tomarse en cuenta. Las aguas subterráneas son parte de la hidrosfera y por lo tanto dependen de la descarga y recarga de aguas subterráneas, aún cuando no hay influencia humana. No obstante, la agricultura y la urbanización extraen cantidades enormes de agua subterránea y cada vez se ven más prácticas insostenibles, lo cual está haciendo que algunos sistemas de almacenamiento de aguas subterráneas empiecen a secarse.