Análisis

Cuantificación de las Aguas Superficiales

Esta publicación también está disponible en: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán)

¿Alguna vez te has preguntado cuánta agua superficial hay en los ríos, lagos, canales y otros depósitos que están a tu alrededor? Entonces tienes que aprender más acerca de cómo medir el agua superficial con esta herramienta e-learning.

Métodos para Cuantificar el Agua Superficial

En esta herramienta te vamos a dar algunas técnicas de medición que no requieren de mucho equipamiento. Esto te ayudará a darte una idea del estado del agua superficial a tu alrededor. Todos podemos ayudar a monitorear los recursos hídricos de nuestro planeta. Sin embargo, si quieres tener mediciones más precisas, es necesario llevar a cabo métodos más elaborados. Échale un vistazo y empieza a hacer tus primeras mediciones.

Cuantificación de las Aguas Superficiales por Birthe Hohm y Ruth Schaldach está bajo una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Las aguas superficiales son un recurso importante de agua, no sólo para fines recreativos. Los ríos, lagos y canales son las fuentes de agua de más fácil acceso, y están muy extendidas por todo el planeta de forma natural. Las aguas superficiales forman parte de la hidrosfera y, por lo tanto, dependen de la recarga y descarga, aún cuando no hay influencia humana. Por lo tanto, la cuantificación de las aguas superficiales es uno de los primeros pasos para empezar a implementar prácticas sostenibles de uso del agua y, una vez implementadas, para monitorearlas.

Primero, si conoces la tasa de recarga de tu sistema, puedes establecer límites de descarga. Segundo, los cuerpos de agua superficial nunca deben secarse por debajo del límite, lo cual hace que sea muy importante que nunca los usemos en exceso. Un ecosistema acuático en funcionamiento necesita de un nivel de flujo mínimo para sobrevivir. Sin embargo, las aguas superficiales están más expuestas que las aguas subterráneas y por lo tanto, son más vulnerables a las condiciones climáticas como las altas tasas de evaporación en tiempos de sequía. Además, este tipo de agua es el más afectado por la contaminación ya que es de fácil acceso y está expuesto. La revolución agrícola, la industrialización y la urbanización utilizan cantidades enormes de agua superficial, especialmente en regiones sin sistemas de tratamiento de aguas residuales. Entre más seca es la región, más vulnerable es su sistema y más importante es conocer su agua superficial con exactitud.

Por lo tanto, cuantificar y determinar la ubicación de tu agua te proporciona directrices importantes para empezar a implementar prácticas sostenibles.