Análisis

Guía para el Análisis de la Calidad del Agua

Esta publicación también está disponible en: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán)

¿Alguna vez te has preguntado cómo es la calidad de tu agua? Entonces debes aprender más acerca de la calidad de los recursos hídricos con esta herramienta e-learning.

Métodos para Determinar la Calidad del Agua

Te vamos a dar algunas técnicas que no requieren de mucho equipo. Esto te dará una idea de cómo es la calidad de tu cuerpo de agua. Todos podemos ayudar a monitorear los recursos hídricos de nuestro planeta. Sin embargo, para tener mediciones más precisas, necesitamos de métodos más elaborados. Échale un vistazo y ponte a hacer tus primeras pruebas.

Guía para el Análisis de la Calidad del Agua por Birthe Hohm y Ruth Schaldach está bajo una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

El análisis de la calidad del agua es el primer paso para comprobar el estado de un cuerpo de agua. Describe el estado biológico, químico y físico del agua y te dice cuán saludable es un recurso hídrico. Una buena calidad del agua y una buena salud del agua son importantes para el ecosistema, por lo que analizar la calidad del agua es un paso importante para la implementación de prácticas sostenibles de uso del agua y, una vez implementadas, para monitorearlas. Sin embargo, también es muy importante para tu salud y bienestar personal. Es lógico: sólo puedes estar sano si utilizas agua de buena calidad para el abastecimiento de agua potable y los sistemas de riego.

La agricultura y la urbanización son una fuerte carga para los recursos hídricos mundiales y cada vez se ven más prácticas insostenibles. Ya hay muchos ríos y lagos contaminados e incluso las aguas subterráneas ya no están protegidas contra la creciente contaminación. Sin embargo, todos tenemos la responsabilidad de evitar la contaminación y tratar al medio ambiente de forma responsable. Todos los recursos hídricos son parte de la hidrosfera y por lo tanto están conectados entre sí, lo cual hace que sea muy fácil transferir la contaminación de un recurso hídrico a otro. Debido a esto, a lo largo del tiempo se han desarrollado varios métodos para medir la calidad del agua. Para tener una valoración precisa de la calidad del agua, se necesita un conjunto complejo de mediciones como la cuantificación de las aguas subterráneas, la cuantificación de las aguas superficiales y la medición de la frecuencia e intensidad de la lluvia, sin embargo, para obtener una primera idea, es suficiente determinar solo unos cuantos parámetros.